admin

Toda la información sobre Dislexia y Selectividad

En el año 2010, Disfam junto a la Universidad de las Islas Baleares (UIB) llegaba a un acuerdo para realizar adaptaciones en las pruebas de acceso a la Universidad. Dolors Forteza, responsable de la Oficina de Apoyo al alumnado con necesidades especiales, se encarga personalmente de supervisar dichas adaptaciones. Gracias a ella y ya como Vicerrectora de la UIB, a través de la Conferencia de Rectores (CRUE) en la Comisión de Vicerrectores, trasladó la necesidad de implantar estos avances al resto de Comunidades Autónomas. El 2014 el presidente de la Federación Española de Dislexia y la Asociación Andaluza de Dislexia, consiguió llegar al mismo acuerdo para la selectividad en Andalucía. Todo esto ha supuesto abrir camino, y exigir el mismo derecho para el resto de Universidades.

Si bien aun queda mucho por hacer, queremos informaros que la FEDIS está a vuestra entera disposición, para que a través de Dolors Forteza, que asesora a la Federación Española de Dislexia en estos temas, comunique con el resto de Universidades, para animarlas a que copien el modelo de Baleares, y finalmente en todo el País no existan diferencias.

Recursos de las Comunidades Autónomas y Universidades:

Informes sobre la importancia de no contabilizar las faltas de ortografía:

Algunas noticias de interés publicadas en los medios de comunicación:

Modelo de solicitud de adaptaciones no significativas

Para solicitar que al alumnado con cualquier Dificultad Específica de Aprendizaje (DEA) pueda recibir las adaptaciones no significativas que le corresponden, podéis rellenar el siguiente documento y entregar dos copias para sellarlo en la secretaría del Centro Docente. (Una copia se la queda en el centro y la otra la familia)

14/05/2019 Comments are off admin

Oposiciones accesibles para personas con dislexia

Los opositores con dislexia sentirán, por primera vez, que realizarán las pruebas en igualdad de oportunidades. En los exámenes de primaria tendrán más tiempo y se les valorará más el contenido que la letra para adaptarse a sus características.

Enlace de la noticia: https://www.facebook.com/373396669685203/posts/857526734605525

“Solo el 15% de los docentes sabe qué es la dislexia y qué hacer con ella”

Gustavo Abichacra, médico pediatra, en una entrevista sobre esta dificultad que afecta al 10% de la población. 

Este viernes y sábado se realizó en Salta el Congreso Internacional de Dislexia, con el objetivo de hablar e informar sobre una dificultad que afecta al 10 por ciento de la población y ocupa el 85 por ciento de las Dificultades Especificas del Aprendizaje (DEA). La dislexia es la dificultad para leer en forma fluida, exacta y automatizada, en un niño sano que ha sido debidamente estimulado, es la más común. Después viene la disgrafía -dificultad para escribir- y luego la discalculia -dificultad para hacer cálculos matemáticos-.

El médico pediatra Gustavo Abichacra, quien fuera presidente de Disfam Argentina (asociación con la finalidad de dar el conocimiento necesario a la sociedad sobre las DEA), participó del encuentro y brindó definiciones sobre la dislexia y la necesidad de que Salta reglamente la adhesión a la Ley nacional 27.306 que declara de interés nacional el abordaje integral e interdisciplinario de quienes presentan (DEA).

“No es justo que se “discapacite’ un chico con capacidades cognitivas suficientes, para poder tener cobertura de las Obras Sociales y acceso a un tratamiento. La ley es importante para la formación docente que les permita darle a los chicos el acceso adecuado al conocimiento”, aseguró el profesional en una entrevista con El Tribuno.

¿Cuáles son las dificultades que 

deben ser tenidas en cuenta antes de someter al niño a un diagnóstico definitivo de dislexia?

Antes de los 7 años se hacen diagnósticos de riesgo, los más comunes son detectar dificultades en el lenguaje y los antecedentes hereditarios, esto es fundamental. Un padre con dislexia tiene 8 veces más probabilidades de tener un hijo con dislexia, y en hermanos la probabilidad es del 40 por ciento, con lo cual quedó comprobado que es hereditario y que hay familias enteras con dislexia. Existen dificultades en el reconocimiento de las letras, de los fonemas, bajo vocabulario. Son pequeños predictores que a los médicos nos hacen decidir que podemos empezar a trabajar a los 4-5 años en el lenguaje como para prevenir los problemas linguales. Porque lo que se necesita para poder aprender a leer son los procesos de la conciencia fonológica que es la posibilidad de manejar los sonidos del habla y saber como empieza y termina una palabra, como se separa en sílabas o reconocer los sonidos de la palabra que es la base de la fonética. Esa es la condición sine qua non para poder aprender a leer para que cuando la maestra le de el conocimiento de la letra. Si no tiene esos conocimientos previos de los sonidos del habla, el niño va a ser muy difícil que aprendan a leer.

¿Cuáles son las consecuencias de la falta de un diagnóstico o uno tardío?

El daño emocional se presenta en una persona inteligente y se la enfrenta a algo que no puede hacer. Los conocimientos se adquieren a través de la lectura y la escritura, es decir que si se le dice al chico, “vos sos inteligente pero vago porque no querés hacer esto” o lo que es peor se les hace creer que son tontos, el esfuerzo es enorme ya que gastan cinco veces más energía cerebral y tres veces más de tiempo para realizar un trabajo de lectura y escritura. Esto los lleva a frustrarse a bajar los brazos porque hagan lo que hagan los resultados son siempre lo mismo. Eso va mellando la personalidad del chico, bajando su autoestima que más del 50% la tiene por el piso, con lo que el chico deja de intentarlo y puede venir la depresión y el estrés que es un conviviente de la dislexia. El chico tiene miedo de ir a la escuela, porque tienen terror que la maestra, por desconocimiento y no por maldad, los exponga a leer en público. La autoestima lo es todo, es poder llegar a la conclusión de que soy bueno para tales cosas y no para esto y desestigmatizar el término de dislexia, porque si se oculta, el chico cómo cualquier persona mayor, cree que lo que tiene es grave. Hay que tener en cuenta lo cognitivo y lo emocional para abordar a un chico con el clima adecuado. Porque las consecuencias producen un bloqueo a la parte cognitiva que puede resultar en un trastorno de la ansiedad.

¿Falta capacitación en los docentes sobre la temática, teniendo en cuenta que desempeñan un rol fundamental en la detección de los primeros indicios de dislexia?

Hay un estudio de la Universidad de Gualeguaychú del que se desprende que solo el 15 por ciento de los docentes sabe que es la dislexia y sabe que hacer con ella. Claro que el docente tiene un papel fundamental en la detección precoz, no tiene que hacer diagnóstico, lo que tiene que ver son los factores de riesgo y no esperar y ver, porque no hay cosa peor que en una persona con una dificultad en el lenguaje que esperar ya que se le está haciendo perder la oportunidad de lograr esa habilidad necesaria para poder aprender a leer debidamente. No es una cuestión madurativa, si la esperamos lo más probable es que sean una cuestión de por vida por actuar tarde. Además el cerebro tiene que desaprender lo mal aprendido va a tener consecuencias emocionales que vana impedir que el chico ponga las ganas suficientes para querer modificar lo que le vino de base, genéticamente.

Fuente: https://www.eltribuno.com/salta/nota/2019-4-15-0-0-0–solo-el-15-de-los-docentes-sabe-que-es-la-dislexia-y-que-hacer-con-ella

24/03/2019 Comments are off admin

Un grupo de familias y profesionales de Disfam participa en la Jornada sobre Dislexia de la Generalitat Valenciana

El pasado viernes 22 de marzo, la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana, celebró las jornadas Compartitim, comunitat educativa, dedicadas a la dislexia, una de las dificultades de aprendizaje con mayor prevalencia en nuestro sistema educativo.

Descárgate aquí la notícia completa en PDF

Desde la asociación Disfam (dislexia y familia) en la Comunidad Valenciana queremos agradecer la amable invitación del director general de Política Educativa de la Consellería de Educación, Jaume Fullana Mestre, a este tipo de iniciativas que intentan fomentar la participación de las familias en la vida escolar.

En el caso del alumando con dislexia y otras dificultades específicas de aprendizaje, el trabajo cooperativo y coordinado de toda la comunidad educativa es la clave para el éxito académico, social y personal.
La presentación de las jornadas estuvo a cargo de Anna Marí, subdirectora general de Ordenación de la Dirección General de Política Educativa de la Conselleria d’Educación y Voro Gómez, coordinador y asesor técnico docente de dicha Dirección.

Además de Disfam, estaba presente la asociación AVADIS, representantes del CEFIRE Específico de E. Inclusiva, representantes de la inspección educativa y otras instituciones.
Durante la jornada tuvimos la oportunidad de conocer el enfoque pedagógico e inclusivo de la dislexia, de la mano de Javier Cortés de las Heras, maestro, lienciado en Filosofía y Ciencias de la Educación, doctor en Educación y orientador educativo.

Cortés hizo referencia a la importancia de la detección temprana, teniendo en cuenta el déficit en conciencia fonológica de este alumnado. En este sentido, el modelo de trabajo RTI (Respuesta a la intervención) visibiliza estas dificultades en etapas tempranas.

A continuación tuvimos el placer de escuchar la experiencia personal de Sara Álvarez Estellés, diseñadora gráfica y estudiante de magisterio y ciencias del deporte. Sara es una persona con altas capacidades en muchos ámbitos y con dislexia, que ha sufrido el desconocimiento de esta dificultad por parte del profesorado. Esto le ha provocado grandes dosis de ansiedad, depresiones, rechazo por los estudios y una baja autoestima personal que sigue arrastando a día de hoy. Sus éxitos a nivel escolar y personal se los debe a su família, pilar fundamental que la ha sostenido y ayudado siempre.

Según Sara, cada persona con dislexia es diferente y hemos de preguntar a cada una de ellas, qué necesita.
Sara Álavarez colabora con Disfam y con el CEFIRE Específico de E. Inclusiva, ayudando al profesorado a dar una respuesta educativa inclusiva a este alumnado.
Su intervención fue muy emotiva y valiente; desde Disfam le damos las gracias por su colaboración incondicional con esta causa.

A continuación se inició un turno de preguntas por parte de los asistentes. El tiempo estimado no fue suficiente debido al gran aforo y a la demanda de intervenciones, por lo que se quedaron muchas cuestiones por resolver. Sería necesario contar con otra jornada de las mismas características.
El sentir general que las familias transmitieron giró en torno a la falta de empatía y desconocimiento del tema por parte del profesorado que atiende a sus hijos e hijas. Se habló de falta de formación e información y de la no aplicación de la normativa vigente en la mayoría de los casos.
Anna Marí, enumeró todas las medidas, recursos y normativa que, desde la Consellería, se están impulsando para la atención de calidad a este alumnado:
• La conselleria ha elaborado un guía de dificultades de aprendizaje de la lectura para la comunidad educativa y las familias.
• Además, está elaborando un protocolo de detección de la dislexia que se publicará en breve.
• Junto con estas medidas disponemos de nuestro Decreto 104/2018, de 27 de julio, del Consell, por el que se desarrollan los principios de equidad y de inclusión en el sistema educativo valenciano
• El desarrollo normativo del mismo saldrá publicado antes de la finalización de la legislatura.
Es importante resaltar que, tanto Anna Marí como representantes de la inspeción educativa (Remei Galiana y Rosa Roig) reiteraron que la norma es de obligado cumplimento y en las situaciones en las que se vulnere el derecho de este alumnado, después de haber seguido los protocolos correspondientes, se ha de comunicar a la administración educativa.

También se referenció la formación sobre dislexia y escuela inclusiva que se está llevando a cabo desde los CEFIRE y, concretamente, desde el CEFIRE Específico de Edcuación Inclusiva. Este último está poniendo en marcha el proyecto de investigación e innovación educativa LEEDUCA VALENCIA en más de 20 centros de nuestra comunidad.

Este proyecto pretende visibilizar las posibles dificultades de la lectura e intervenir de forma temprana, como apuntan las evidencias científcas y nuestra legislación educativa.
Además, en cuanto a la formación que ofrece el CEFIRE de Inclusiva, los cursos #amblateuaajudapuc y las jornadas de mayo de #Horitzó Inclusió.

El equipo Disfam de la Comunidad Valenciana, formado por un gran grupo de familias y profesionales del mundo de la educación sensibilizados con el tema, quiere transmitir a la comunidad educativa la importacia de las asociaciones como recurso del entorno.

La respuesta educativa del alumnado con dislexia y otras dificultades de aprendizaje debe ser lo más inclusiva posible y precisa de un trabajo coordinado de todos. Para esto es necesrio tejer redes de apoyo donde todos los ámbitos de la comunidad educativa estén presentes y remen en una misma dirección.

Pensamos que la sensibilización y formación del profesorado es fundamental para proporcionar las adaptaciones, estrategias y metodologías necesarias, en el marco de la educación inclusiva, que ayuden al alumnado con dislexia.
Las adaptaciones curriculares que precisa este alumnado no cuestan dinero y suponen la diferencia entre el fracaso y el éxito escolar.

Las familias también necesitamos asesoramiento en este sentido para poder apoyar a nuestros hijos e hijas y colaborar con el profesorado.
Esperamos que estas jornadas hayan servido como punto de partida para un cambio de mirada y que lleguemos a conseguir entre todos y todas que el alumnado con dislexia sea feliz en la escuela, participe y aprenda como se merece. #unidosporladislexia

Concha Barceló.
Delegada de Disfam en la Comunidad Valenciana y asesora del CEFIRE Específico de Educación Inclusiva.
cvalenciana@disfam.org

21/03/2019 Comments are off admin

Sentencia pionera que obliga a atender a niños con dislexia

Sentencia pionera. La Consejería de Educación está obligada a poner los medios materiales y profesionales necesarios para atender a los alumnos disléxicos. La sentencia responde a la denuncia de una familia y no admite recurso. Así lo ha estipulado el Tribunal Superior de Justicia de Canariasen esta sentencia sin precedentes, que obliga a la Consejería de Educación a adoptar medidas para que el menor, que hoy tiene 11 años, y padece dislexia pueda progresar en sus estudios.

Fanny, presidenta de la asociación La Casa del Funcionario, ha acompañado a la familia en todo este proceso. El menor estudiaba en un centro concertado y fueron unas pruebas especializadas privadas las que determinaron lo que tenía. Un diagnóstico que, el colegio donde estudiaba el niño por ese entonces, ignoró, no así la justicia.

El niño cursa sus estudios actualmente en otro centro.

Y esos derechos no eran otros que adaptar la metodología de enseñanza a su trastorno de aprendizaje.

https://www.antena3.com/noticias/canarias/informacion/sentencia-pionera-obliga-atender-ninos-dislexia_201903205c9266b80cf2efbc79f25c42.html

21/03/2019 Comments are off admin

Dislexia y aprender un idioma, ¿incompatibles?

La respuesta a la pregunta del título es NO, NO, NO y NOOOOOOO (ha quedado suficientemente claro, ¿no?).

Son totalmente compatibles, aunque para estos alumnos pueda ser una de las mayores complicaciones que pueden encontrar en el colegio. Si hablamos de la Primera Lengua Extranjera que se estudia en el sistema educativo, el Inglés, es una dificultad con la que tienen que convivir a lo largo de toda su vida escolar; pero si hablamos del Francés como Segunda Lengua Extranjera en varias comunidades, seguro que todos pensáis que se trata de sumarle una DIFICULTAD MÁXIMA¡Pues no!, con todo el respeto, os equivocáis.
Conozco muchos padres y madres que a principio de curso vienen a mí con la inquietud y el miedo de que sus hijos encontrarán muchos obstáculos al aprender Francés y que,durante el curso o a final de curso, han vuelto a contarme la gran motivación que han encontrado estos alumnos en el aprendizaje de este idioma, algo que les ha ayudado en el resto de asignaturas.
Cuando un alumno con dislexia empieza su relación con la lengua francesa en 5º de Primaria, se trata de unareconciliación con las lenguas. ¿Por qué? Porque se trata de un momento en el que llevan estudiando Inglés durante 7 años (desde Infantil), incluso muchos van a clases extraescolares de Inglés, lo que hace que esta materia se complique por el nivel educativo en el que se encuentran. Cuando empezamos a enseñar Francés, lo hacemos desde el principio (como es normal…): saludos, colores, números, animales,… a través de canciones y juegos y escribiendo muy poquito. Y todo esto les genera una buena y exitosa motivación. Se trata de una nueva oportunidad para “hacer las paces” con los idiomas, algo que beneficia tanto a la Lengua Castellana, al Inglés, como al Francés.
De forma genérica, el principal problema de los alumnos con dislexia es la dificultad que tienen en el momento de leer y escribir. Cuando aprenden un idioma, puede que no sean capaces de reconocer algunos sonidos, de deletrear algunas palabras, de memorizar cómo se escriben o de asociar letras con sonidos.
Según mi experiencia, puedes ofrecer ciertas atenciones en clase a estos alumnos, fáciles de hacer mientras tenemos a otros 25 o 26 alumnos solicitando tu ayuda, porque se tratan de acciones que puedes hacer con todos. Entiendo y conozco la sensación de angustia del maestro que no puede atender lo suficiente y necesario a TODOS sus alumnos, con las distintas necesidades de cada uno de ellos. Pero este artículo es para echaros una mano (siempre con el gran respeto que me da hablar sobre Educación Inclusiva y Atención a la Diversidad).
No se trata de rebajar el nivel, sino de hacer más accesibles los contenidos y la forma de evaluar. Algunos de estos consejosque podéis lleva a cabo para ayudar a este alumnado son:
1. Pruebas y tareas más cortas.

2. Más actividades orales y menos escritas: al hacerlo así, el error no queda reflejado y pierden el miedo a equivocarse.

3. Evaluaciones alternativas, más orales y dinámicas.
 
4. Tiempo adicional en todas las actividades.
5. Facilita enlaces a actividades interactivas. A mí me ayuda mucho mi blog con estos alumnos, porque es una manera en la que repasan y practican de manera amena.
6. Normalizad la situación. Entiendo que haya alumnos (o sus propias familias) que no deseen que se conozca la dificultad que tienen, pero yo soy de las que piensan que es necesario que no se trate como un tema tabú. Hablad de ello, mencionadlo, explicadlo. Esto hará que el resto de alumnos no vean estas adaptaciones como privilegios, sino como algo necesario, lo que evitará el “rechazo” a estos alumnos. Recuérdales a todos que personas como Einstein o Bill Gates también fueron alumnos con dislexia.
 
7. Aprendizaje vivencial. Realiza más representaciones o dramatizaciones, exposiciones orales, juegos orales y de rol,…

8. ¡Aprendizaje cooperativo a tope! Soy una apasionada de esta metodología, pero es que es superútil para muchas de las dificultades que nos encontramos en el aula. No porque al estar en grupo los demás harán su trabajo, sino porque al ayudarse entre todos, marcarles un objetivo común y unas tareas individuales e imprescindibles para todo el equipo, es muy beneficioso para la autoestima de estos alumnos.

 
9. Más actividades de comprensión oral utilizando audios y vídeos, y menos de comprensión escrita.
 
10. Reduce la cantidad de vocabulario. A veces no nos damos cuenta de que con que se aprendan 14 o 16 animales es suficiente… ¿de verdad es necesario que se aprendan 50?

11. Más ejercicios de unir con flechas, evitando las actividades de completar con letras.

12. No tengas en cuenta las faltas de ortografía, permitiendo latranscripción fonética de las palabras. Por ejemplo, noir-nuar. Debemos enfocar el aprendizaje del Francés en Primaria a la expresión oral.
 
13. ¡Ten empatía! La más importante de todas.

Un tribunal obliga a adaptar la enseñanza a la necesidad de un niño disléxico

Las Palmas de Gran Canaria, 20 mar (EFE).- El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha ordenado a la Consejería de Educación de la comunidad autónoma que tome medidas para que la enseñanza que recibe un niño con dislexia se adapte a sus necesidades de aprendizaje, para que pueda avanzar correctamente.

En una sentencia dada a conocer por la asociación de empleados públicos La Casa del Funcionario, el TSJC reconoce a unos padres que la Consejería de Educación ha vulnerado el derecho constitucional a la igualad de su hijo, al no atender sus reiterados requerimientos para que el niño fuera sometido a una evaluación pedagógica y para que la enseñanza se adaptara a su problema.

En 2013, los padres del niño comunicaron al colegio concertado de Gran Canaria donde estudiaba que le habían diagnosticado dislexia, por lo que pidieron que la enseñanza que le impartían se hiciera de una forma personalizada, “adaptada a sus circunstancias”.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC relata que la familia recibió en los años siguientes respuestas evasivas por parte del colegio: primero, que no disponían de gabinete psicopedagógico; después, que el niño no padecía dislexia, sino una falta de estimulación del lenguaje; más tarde, que avanzaba bien; y por último, que su coeficiente intelectual estaba en la media.

Ante esas contestaciones, la familia trasladó sus peticiones a la Consejería de Educación, pero sin éxito.

Los magistrados consideran que, pese a lo que aleguen el centro escolar y la consejería, “sí existen indicios suficientes para poder exigir al colegio o bien a la administración educativa que se adopten las medidas necesarias para dar respuesta y apoyo a las dificultades de aprendizaje del menor”.

La Sala considera que los problemas de dilexia del niño son “evidentes” y, además, estaban diagnosticados, lo que no contradice en nada el hecho de que su coeficiente intelectual sea de 116 porque ello “no implica que no existan dificultades de aprendizaje”.

El TSJC examina algunas sentencias similares del Supremo sobre casos de alumnos con trastorno del espectro autista (TEA) y concluye que, como ellos, los niños con dislexia “están en una posición de partida de desigualdad, lo que les hace acreedores de una respuesta administrativa adecuada a sus necesidades”.

La magistrada ponente de la sentencia recuerda que la dislexia está recogida en las normas como un supuesto de dificultad específica de aprendizaje y que la escolarización de los alumnos con esos problemas se rige por los principios de normalización, inclusión e igualdad efectiva.

El TSJC defiende que todo ello impone a las autoridades una doble obligación ante estos niños: primero, la puesta de medios en forma de personal, instalaciones y programas educativos adecuados a sus necesidades; y segundo, “la carga de explicar por qué los apoyos que requiere un alumno no pueden ser prestados con medidas de atención a la diversidad de los centros ordinarios”.

La asociación que ha difundido la sentencia asegura que es la primera en España que ordena a una Consejería de Educación adaptar la enseñanza a los niños con dislexia.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/vida/20190320/461143777323/un-tribunal-obliga-a-adaptar-la-ensenanza-a-la-necesidad-de-un-nino-dislexico.html