Qué cosas podemos hacer para empeorar o mejorar la motivación de la lectura, en niños y niñas con Dislexia

Por Araceli Salas. Educadora Infantil y Fundadora de DISFAM.

En ocasiones con las mejores voluntades podemos abocar a un niño que está en pleno proceso de interiorizar la lectura, a sentir rechazo y a vivir este momento con miedo y angustia.

Debemos ser conscientes de que algo pasa cuando un niño, manifiesta malestar ante la lectura.
Ser respetuosos y dejarse asesorar, siempre debe ser la primera opción.

Los niños y niñas con dificultades o con poca motivación, necesitan una gran dosis de paciencia y creatividad, ante una actividad que les resulta complicada.

Lo que está claro, es que dependiendo de estas primeras experiencias lectoras y de como sean sus emociones, se van a desarrollar unos sentimientos u otros, ante este proceso lector y depende totalmente de las estrategias que como adultos, hayamos puesto en marcha.

La lectura debe ser un gran placer y un universo repleto de posibilidades. La lectura jamas puede convertirse en sufrimiento, miedo, rechazo o angustia.

Todos los niños y niñas son capaces de disfrutar de un cuento, de un libro, de un cómic… algunos necesitaran gafas para poder leer, otros necesitarán leer en braille, otros en lengua de signos…. y otros muchos necesitarán lectores o audio libros.

¿Que necesitamos para ser respetuosos ante las diferentes formas de acceder a este mundo maravilloso de la lectura?

Si de verdad creemos en que una educación debe ser inclusiva y de calidad, ofrezcamos diferentes caminos y herramientas para poder vivir este proceso lector, con autentico placer y siendo respetuosos con las diversas formas de acceder a los contenidos.

Tú necesitas lentes y yo necesito un lector… así de sencillo.

Ayudemos a que los niños y niñas con Dislexia, puedan disfrutar de la lectura  y sentir placer al abrir un libro.
Que cosas NO debemos hacer nunca: 
  • Forzar la lectura en voz alta, delante de todos sus compañeros.
  • Hacerle leer cada día en casa, en contra de su voluntad.
  • Ofrecerle cuentos o libros que no estén a su nivel lector.
  • Presionar con palabras para ‘motivarlo” a que lea.
  • Hacerles leer textos densos o con pocos dibujos o imágenes.
  • Dar consejos a la familia, si no somos especialistas en DEA, o si dudamos de nuestras estrategias.
  • Ridiculizar o hacer juicios de valor, en publico(tampoco en privado).
Que cosas SI pueden beneficiar: 
  • Leerles nosotros en casa a diario,cuentos elegidos por ellos.
  • Tener en cuenta sus preferencias a la hora de comprarles o darles un cuento.
  • Ser creativos a la hora de la lectura. Si el cuento es de piratas, buscar objetos o prendas relacionadas, para poder vivir la lectura de una forma divertida y placentera.
  • Utilizar audio libros en casa y en el colegio.
  • Utilizar programas lectores en casa y en el colegio.
  • Respetar el que no quiera leer delante de toda la clase.
  • No meter presión ni forzar a leer en contra de su voluntad.
  • Ser respetuosos con sus preferencias, a la hora de elegir un texto.
  • Asesorarnos con profesionales especializados, ante cualquier duda.
  • Utilizar cuentos con muchas imágenes y poco texto.
  • Que los cuentos o libros, sean de lectura fácil.
  • Que si leemos con ellos en casa o en el colegio, sean ellos que siempre puedan empezar la lectura y decidir cuando ya se sienten cansados,así podrán a continuación relajarse y disfrutar del resto del texto.
  • Tener en cuenta el cansancio acumulado.
  • Crear nuestros propios cuentos con fotos hechas por ellos y poder narrar historias cercanas que ellos han vivido.

 

ASUNTO: NOTA ACLARATORIA SOBRE LA PUNTUACIÓN DE LAS FALTAS ORTOGRÁFICAS

La Federación Española de Dislexia y otras dificultades específicas de aprendizaje, precisa aclarar que las faltas ortográficas, no deben ser penalizadas en las distintas etapas educativas, puesto que no tendría sentido alguno, que en pruebas de acceso a la Universidad, no se tenga en consideración dichas faltas, y si se estén penalizando en el resto de etapas educativas, con el consiguiente menosprecio a los derechos de las personas con dislexia y/o otras dificultades específicas de aprendizaje, que tienen garantizados en los Artículos 71 y 72 de la Ley Orgánica de Educación.

En conclusión, la penalización de las faltas de ortografía, no garantiza la igualdad de condiciones y oportunidades que el resto del alumnado.

Anexo a este documento se adjuntan dos de los informes técnico-jurídicos que se presentaron a las Universidades para que no se tuvieran en cuenta las faltas ortográficas.

Toda la información sobre Dislexia y Selectividad

En el año 2010, Disfam junto a la Universidad de las Islas Baleares (UIB) llegaba a un acuerdo para realizar adaptaciones en las pruebas de acceso a la Universidad. Dolors Forteza, responsable de la Oficina de Apoyo al alumnado con necesidades especiales, se encarga personalmente de supervisar dichas adaptaciones. Gracias a ella y ya como Vicerrectora de la UIB, a través de la Conferencia de Rectores (CRUE) en la Comisión de Vicerrectores, trasladó la necesidad de implantar estos avances al resto de Comunidades Autónomas. El 2014 el presidente de la Federación Española de Dislexia y la Asociación Andaluza de Dislexia, consiguió llegar al mismo acuerdo para la selectividad en Andalucía. Todo esto ha supuesto abrir camino, y exigir el mismo derecho para el resto de Universidades.

Si bien aun queda mucho por hacer, queremos informaros que la FEDIS está a vuestra entera disposición, para que a través de Dolors Forteza, que asesora a la Federación Española de Dislexia en estos temas, comunique con el resto de Universidades, para animarlas a que copien el modelo de Baleares, y finalmente en todo el País no existan diferencias.

Recursos de las Comunidades Autónomas y Universidades:

Informes sobre la importancia de no contabilizar las faltas de ortografía:

Algunas noticias de interés publicadas en los medios de comunicación:

Modelo de solicitud de adaptaciones no significativas

Para solicitar que al alumnado con cualquier Dificultad Específica de Aprendizaje (DEA) pueda recibir las adaptaciones no significativas que le corresponden, podéis rellenar el siguiente documento y entregar dos copias para sellarlo en la secretaría del Centro Docente. (Una copia se la queda en el centro y la otra la familia)