“Solo el 15% de los docentes sabe qué es la dislexia y qué hacer con ella”

Gustavo Abichacra, médico pediatra, en una entrevista sobre esta dificultad que afecta al 10% de la población. 

Este viernes y sábado se realizó en Salta el Congreso Internacional de Dislexia, con el objetivo de hablar e informar sobre una dificultad que afecta al 10 por ciento de la población y ocupa el 85 por ciento de las Dificultades Especificas del Aprendizaje (DEA). La dislexia es la dificultad para leer en forma fluida, exacta y automatizada, en un niño sano que ha sido debidamente estimulado, es la más común. Después viene la disgrafía -dificultad para escribir- y luego la discalculia -dificultad para hacer cálculos matemáticos-.

El médico pediatra Gustavo Abichacra, quien fuera presidente de Disfam Argentina (asociación con la finalidad de dar el conocimiento necesario a la sociedad sobre las DEA), participó del encuentro y brindó definiciones sobre la dislexia y la necesidad de que Salta reglamente la adhesión a la Ley nacional 27.306 que declara de interés nacional el abordaje integral e interdisciplinario de quienes presentan (DEA).

“No es justo que se “discapacite’ un chico con capacidades cognitivas suficientes, para poder tener cobertura de las Obras Sociales y acceso a un tratamiento. La ley es importante para la formación docente que les permita darle a los chicos el acceso adecuado al conocimiento”, aseguró el profesional en una entrevista con El Tribuno.

¿Cuáles son las dificultades que 

deben ser tenidas en cuenta antes de someter al niño a un diagnóstico definitivo de dislexia?

Antes de los 7 años se hacen diagnósticos de riesgo, los más comunes son detectar dificultades en el lenguaje y los antecedentes hereditarios, esto es fundamental. Un padre con dislexia tiene 8 veces más probabilidades de tener un hijo con dislexia, y en hermanos la probabilidad es del 40 por ciento, con lo cual quedó comprobado que es hereditario y que hay familias enteras con dislexia. Existen dificultades en el reconocimiento de las letras, de los fonemas, bajo vocabulario. Son pequeños predictores que a los médicos nos hacen decidir que podemos empezar a trabajar a los 4-5 años en el lenguaje como para prevenir los problemas linguales. Porque lo que se necesita para poder aprender a leer son los procesos de la conciencia fonológica que es la posibilidad de manejar los sonidos del habla y saber como empieza y termina una palabra, como se separa en sílabas o reconocer los sonidos de la palabra que es la base de la fonética. Esa es la condición sine qua non para poder aprender a leer para que cuando la maestra le de el conocimiento de la letra. Si no tiene esos conocimientos previos de los sonidos del habla, el niño va a ser muy difícil que aprendan a leer.

¿Cuáles son las consecuencias de la falta de un diagnóstico o uno tardío?

El daño emocional se presenta en una persona inteligente y se la enfrenta a algo que no puede hacer. Los conocimientos se adquieren a través de la lectura y la escritura, es decir que si se le dice al chico, “vos sos inteligente pero vago porque no querés hacer esto” o lo que es peor se les hace creer que son tontos, el esfuerzo es enorme ya que gastan cinco veces más energía cerebral y tres veces más de tiempo para realizar un trabajo de lectura y escritura. Esto los lleva a frustrarse a bajar los brazos porque hagan lo que hagan los resultados son siempre lo mismo. Eso va mellando la personalidad del chico, bajando su autoestima que más del 50% la tiene por el piso, con lo que el chico deja de intentarlo y puede venir la depresión y el estrés que es un conviviente de la dislexia. El chico tiene miedo de ir a la escuela, porque tienen terror que la maestra, por desconocimiento y no por maldad, los exponga a leer en público. La autoestima lo es todo, es poder llegar a la conclusión de que soy bueno para tales cosas y no para esto y desestigmatizar el término de dislexia, porque si se oculta, el chico cómo cualquier persona mayor, cree que lo que tiene es grave. Hay que tener en cuenta lo cognitivo y lo emocional para abordar a un chico con el clima adecuado. Porque las consecuencias producen un bloqueo a la parte cognitiva que puede resultar en un trastorno de la ansiedad.

¿Falta capacitación en los docentes sobre la temática, teniendo en cuenta que desempeñan un rol fundamental en la detección de los primeros indicios de dislexia?

Hay un estudio de la Universidad de Gualeguaychú del que se desprende que solo el 15 por ciento de los docentes sabe que es la dislexia y sabe que hacer con ella. Claro que el docente tiene un papel fundamental en la detección precoz, no tiene que hacer diagnóstico, lo que tiene que ver son los factores de riesgo y no esperar y ver, porque no hay cosa peor que en una persona con una dificultad en el lenguaje que esperar ya que se le está haciendo perder la oportunidad de lograr esa habilidad necesaria para poder aprender a leer debidamente. No es una cuestión madurativa, si la esperamos lo más probable es que sean una cuestión de por vida por actuar tarde. Además el cerebro tiene que desaprender lo mal aprendido va a tener consecuencias emocionales que vana impedir que el chico ponga las ganas suficientes para querer modificar lo que le vino de base, genéticamente.

Fuente: https://www.eltribuno.com/salta/nota/2019-4-15-0-0-0–solo-el-15-de-los-docentes-sabe-que-es-la-dislexia-y-que-hacer-con-ella

Un tribunal obliga a adaptar la enseñanza a la necesidad de un niño disléxico

Las Palmas de Gran Canaria, 20 mar (EFE).- El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha ordenado a la Consejería de Educación de la comunidad autónoma que tome medidas para que la enseñanza que recibe un niño con dislexia se adapte a sus necesidades de aprendizaje, para que pueda avanzar correctamente.

En una sentencia dada a conocer por la asociación de empleados públicos La Casa del Funcionario, el TSJC reconoce a unos padres que la Consejería de Educación ha vulnerado el derecho constitucional a la igualad de su hijo, al no atender sus reiterados requerimientos para que el niño fuera sometido a una evaluación pedagógica y para que la enseñanza se adaptara a su problema.

En 2013, los padres del niño comunicaron al colegio concertado de Gran Canaria donde estudiaba que le habían diagnosticado dislexia, por lo que pidieron que la enseñanza que le impartían se hiciera de una forma personalizada, “adaptada a sus circunstancias”.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC relata que la familia recibió en los años siguientes respuestas evasivas por parte del colegio: primero, que no disponían de gabinete psicopedagógico; después, que el niño no padecía dislexia, sino una falta de estimulación del lenguaje; más tarde, que avanzaba bien; y por último, que su coeficiente intelectual estaba en la media.

Ante esas contestaciones, la familia trasladó sus peticiones a la Consejería de Educación, pero sin éxito.

Los magistrados consideran que, pese a lo que aleguen el centro escolar y la consejería, “sí existen indicios suficientes para poder exigir al colegio o bien a la administración educativa que se adopten las medidas necesarias para dar respuesta y apoyo a las dificultades de aprendizaje del menor”.

La Sala considera que los problemas de dilexia del niño son “evidentes” y, además, estaban diagnosticados, lo que no contradice en nada el hecho de que su coeficiente intelectual sea de 116 porque ello “no implica que no existan dificultades de aprendizaje”.

El TSJC examina algunas sentencias similares del Supremo sobre casos de alumnos con trastorno del espectro autista (TEA) y concluye que, como ellos, los niños con dislexia “están en una posición de partida de desigualdad, lo que les hace acreedores de una respuesta administrativa adecuada a sus necesidades”.

La magistrada ponente de la sentencia recuerda que la dislexia está recogida en las normas como un supuesto de dificultad específica de aprendizaje y que la escolarización de los alumnos con esos problemas se rige por los principios de normalización, inclusión e igualdad efectiva.

El TSJC defiende que todo ello impone a las autoridades una doble obligación ante estos niños: primero, la puesta de medios en forma de personal, instalaciones y programas educativos adecuados a sus necesidades; y segundo, “la carga de explicar por qué los apoyos que requiere un alumno no pueden ser prestados con medidas de atención a la diversidad de los centros ordinarios”.

La asociación que ha difundido la sentencia asegura que es la primera en España que ordena a una Consejería de Educación adaptar la enseñanza a los niños con dislexia.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/vida/20190320/461143777323/un-tribunal-obliga-a-adaptar-la-ensenanza-a-la-necesidad-de-un-nino-dislexico.html

El abordaje tardío de la dislexia puede estar en la base de casos de fracaso escolar

No es una enfermedad pero se arrastra durante toda la vida, aunque una detección e intervención temprana puede mitigar muchos de los problemas que la dislexia crea en una parte importante de la población, entre el 5% y el 10%, que están afectados por esta realidad.

Algunos de los mejores especialistas nacionales e incluso mundiales en dislexia se darán cita en las I Jornadas organizadas por la asociación Disfam, que se celebrarán los días 22 y 23 de marzo en el Museo Etnográfico. Así, el viernes 22 de marzo a las 16.45 horas intervendrá Santos Borregón Sanz, especialista en psicopatología del lenguaje y su rehabilitación, logopeda del Centro Base de Segovia y una de las autoridades nacionales en la materia. “Dislexia, disgrafía, disortografía: ni esperas justificadas ni faltas de apoyo sin justificar” es el título de la conferencia, que hace referencia a la necesidad de una detección y una atención temprana.

Y es que, como dice la presidenta de Disfam (Asociación de Dislexia y Familia) Zamora. Belén López García una detección y tratamiento precoz del problema consigue resultados espectaculares en los niños afectados por dislexia, mientras que una intervención tardía es causa de mucho sufrimiento en las personas y frecuentemente está en la base del fracaso escolar.

Se trata de un problema (no una enfermedad) muy frecuente, ya que se estima que afecta a entre un 5% y un 10% de la población, que siempre será disléxica, pero que si cuenta con unas herramientas adecuadas puede generar estrategias que le permiten superar las dificultades derivadas de las dificultades que presenta, como comerse las letras o cambiarlas de lugar y también en la pronunciación. Hay distintos grados de dislexia, pero todos se caracterizan por el hecho de que se dan en personas absolutamente sanas, sin ningún otro problema auditivo, neurológico o causa orgánica.

Tras Santos Borregón intervienen las maestras zamoranas expertas en inteligencia emocional Manuela Romera Salas y Carmen Silva Ferrero, con la conferencia “Elijo”. El sábado 23 abre la jornada José Ramón Gago Rodríguez, uno de los especialistas mundiales en dislexia, especialista en neuropsicología y cofundador de Niuco Educación, quien hablará sobre “Habilidades y conocimientos para apoyar a niños con dislexia”.

Cerrará las ponencias ese mismo sábado Araceli Salas, fundadora de Disfam Baleares, la primera asociación de dislexia fundada en España, que ha titulado su charla “Cuando aprender duele. Herramientas para el cambio”. La inscripción en las jornadas cuesta 25 euros de matrícula (20 en reducida), aunque los maestros pueden asistir gratis si se inscriben en el CFIE (Centro de Formación del Profesorado).

Fuente: https://www.laopiniondezamora.es/zamora/2019/03/02/abordaje-tardio-dislexia-base-casos/1147629.html

Dislexia, el poema de una niña de 10 años que emociona a la Red

Dislexia, así se llama el poema de una niña de 10 años que se ha ganado el reconocimiento de Twitter después de que su profesora compartiera el escrito en la red social.

Jane Broadis es profesora de 6º de Primaria en el Christ School Chorleywood, en Watford, Reino Unido, y decidió compartir en redes sociales el poema de una de sus alumnas tras sentirse conmovida por la temática: la dislexia.

En el tuit, Broadis explicó que su clase estaba aprendiendo sobre poemas que podían leerse tanto de arriba a abajo como al revés, produciendo un significado diferente. Cuando la profesora pidió a sus alumnos que escribieran un poema, no se esperó encontrarse el de esta niña:

En la primera lectura, el poema de la joven relata las críticas que personas con dislexia tienen que soportar, incluidos comentarios como “soy estúpida” o “soy un fracaso”. Pero es hacia el final del mismo, cuando la autora pide que lo volvamos a leer de abajo hacia arriba, cuando nos damos cuenta de que el poema es en realidad un escrito de positivismo y aceptación: “Nadie podrá convencerme nunca de que soy un fracaso”, “nadie podrá decir que soy estúpida”.

El tuit obtuvo gran repercusión entre los usuarios de la red social y logró más de 47.000 retuits y 159.000 ‘me gusta’ en cuestión de horas.

Tras el éxito, Jane Broadis ofreció una pequeña entrevista a BBC en la que explicó que el tema de la dislexia es algo que habían tratado en clase ya que había alumnos con dificultades de aprendizaje en el colegio. Y agregó: ” La niña que escribió este poema no es disléxica, pero es increíblemente reflexiva y sensible, y, además en su clase hay personas que tienen dificultades para leer y escribir”.

La dislexia es una afección neurológica causada por un cableado diferente del cerebro. Es una dificultad específica de aprendizaje, lo que se traduce en causa de problemas con ciertas habilidades de aprendizaje como leer o escribir. A diferencia de una discapacidad de aprendizaje, en el caso de la dislexia la inteligencia no se ve afectada.

Fuente: https://www.diariodemallorca.es/buzzeando/2019/03/03/dislexia-poema-nina-10-anos/1396853.html

Los mejores especialistas en dislexia estarán este mes en Zamora

Algunos de los mejores especialistas nacionales e incluso mundiales en dislexia se darán cita en las I Jornadas organizadas por la asociación Disfam,que se celebrarán los días 22 y 23 de marzo en el Museo Etnográfico. Así, el viernes 22 de marzo a las 16.45 horas intervendrá Santos Borregón Sanz, especialista en psicopatología del lenguaje y su rehabilitación, logopeda del Centro Base de Segovia y una de las autoridades nacionales en la materia. “Dislexia, disgrafía, disortografía: ni esperas justificadas ni faltas de apoyo sin justificar” es el título de la conferencia, que hace referencia a la necesidad de una detección y una atención temprana.

Y es que, como dice la presienta de Disfam (Asociación de Dislexia y Familia) Zamora. Belén López García una detección y tratamiento precozdel problema consigue resultados espectaculares en los niños afectados por dislexia, mientras que una detección tardía es causa de mucho sufrimiento en las personas y frecuentemente está en la base del fracaso escolar.

Y es que se trata de un problema (no una enfermedad) muy frecuente, ya que se estima que afecta a entre un 5% y un 10% de la población, que siempre será disléxica, pero que si cuenta con unas herramientas adecuadas puede generar estrategias que le permiten superar las dificultades derivadas de las dificultades que presenta, como comerse las letras o cambiarlas de lugar y también en la pronunciación.

Tras Santos Borregón intervienen las maestras zamoranas expertas en inteligencia emocional Manuela Romera Salas y Carmen Silva Ferrero, con la conferencia “Elijo”. El sábado 23 abre la jornada José Ramón Gago Rodríguez, uno de los especialistas mundiales en dislexia, especialista en neuropsicología y cofundador de Niuco Educación, quien hablará sobre “Habilidades y conocimientos para apoyar a niños con dislexia”.

Cerrará las ponencias ese mismo sábado Araceli Salas, fundadora de Disfam Baleares, la primera asociación de dislexia fundada en España, que ha titulado su charla “Cuando aprender duele. Herramientas para el cambio”. La inscripción en las jornadas cuesta 25 euros de matrícula (20 en reducida), aunque los maestros pueden asistir gratis si se inscriben en el CFIE (Centro de Formación e Innovación del Profesorado).

Fuente: https://www.laopiniondezamora.es/zamora/2019/03/01/mejores-especialistas-dilexia-estaran-mes/1147549.html?fbclid=IwAR3dfC5ncPgFef7cwAfVKqEXU6RbCBEYGKxbuRVKXTKkwWH6mMA_RUgc2hk

Un juzgado sentencia a una Universidad a la exención del Inglés de una alumna con Dislexia

El Juzgado de Bogotá solicitó a DISFAM como expertos en dislexia, un informe para que el Juez pudiera tomar una decisión al respecto.

Aquí puedes consultar la Sentencia así como el agradecimiento que ha evacuado el Juzgado en agradecimiento del informe.

Sentencia en PDF

FALLO DE TUTELA 2019 – 00131

Derecho a la Accesibilidad: preguntas y respuestas por Rosa Satorras

Hi ha antecedents de denúncies per vulnerar el dret a l’accessibilitat al sistema educatiu? Hi  ha casos on s’hagi sancionat i multat per això? 

Sempre he sentit que als ensenyaments postobligatoris no se’n fan ACI significatives, només se’n fan d’accés (donar més temps, facilitar materials…) però amb l’exigència de demostrar l’alumnat les competències exigides al currículum”

Resposta:

Si ha escoltat la següent ponència a la meva, haurà escoltat que hi ha multitud d’incompliments al llarg i ample del nostre sistema educatiu, dins el punt que la Comunitat Europea ha fet un informe envers els incompliments sistemàtics del nostre Estat a aquesta matèria. Per tant, de denúncies deu haver hagut moltes perquè s’arribi a aquesta conclusió.

Respecte de la segona pregunta, vaig comentar que en cap lloc de la nostra legislació diu que a la postobligatòria no es puguin dur a terme mesures d’adaptació ni d’accessibilitat. De fet, aquestes mesures són d’accés, és a dir, no significatives.

És cert que no es poden fer “rebaixes” curriculars a aquests nivells, excepte a determinats àmbits (llengües pròpies i estrangeres o educació física); però pel que fa als DEAs, amb les mesures d’accés o d’accessibilitat és suficient (poder comprendre els textos donats i poder confegir textos escrits en igualtat de condicions que els demés és el que es demana i és el que els cal).

Espero haver resolt la pregunta; quedo a la seva disposició per qualsevol tipus d’aclariment. Si tots ens formem, farem que el dia de demà les persones amb dislèxia (i d’altres trastorns) tinguin el camí una mica més planer. Rebi una salutació i tot el meu agraïment pel seu interès.

 

 

“¿Cómo se entiende que en Catalunya las pruebas de competencias básicas de primaria y secundaria solo se permita al alumnado disléxico y/o con TDAH que tengan 15’ más para realizarlas?

¿Por qué en las PAU solo se les dan también 15’ más extras y un descuento en la ortografía? 

Respuesta:

Dar algo más de tiempo y modular la evaluación son adaptaciones de la misma, es decir, de la evaluación, no criterios de accesibilidad. La accesibilidad tiene que ver con las barreras que les supone la expresión escrita y la lectura. Hacer accesibles los instrumentos de estudio y evaluación supone cambiarlos para que el alumno los comprenda en igualdad de condiciones que los demás y para que pueda expresar sus conocimientos en toda su amplitud. Es decir, que dar más tiempo es una adaptación metodológica o de la evaluación, no una incorporación de ajustes razonables de accesibilidad.

Por tanto, los ajustes razonables de accesibilidad son exigibles a la administraciónaparte de esas dos pequeñas medidas.

Espero haber resuelto la pregunta; quedo a su entera disposición para cualquier tipo de aclaración. Si todos nos formamos haremos que mañana las personas con dislexia (y con otros trastornos) tengan el camino un poco más allanado. Reciba un saludo y mi mayor agradecimiento por su interés.

 

“Dada la situación actual ¿recomienda que los alumnos con DEA tengan ‘el carnet’ reconociendo su discapacidad? No debería ser obligatorio, pero si no, estamos en una situación de indefensión”

Respuesta:

Tal como están las cosas, realmente, es preferible tenerlo, si bien solamente por dislexia en ninguna comunidad autónoma dan más del 33% (que es lo que te da lugar a tener el “carnet”). Si el problema está combinado con otros, cada uno de ellos va sumando y se puede llegar a alcanzar ese porcentaje.

No obstante, tal como expliqué, no es necesario tener dicho “carnet” para que se nos tengan que garantizar los derechos de las personas con discapacidad. En la legislación educativa, en ningún lugar, se establece que haya que tener determinado porcentaje para tener cada uno de los derechos asociados a las personas con discapacidad. Solamente está expresamente referida la necesidad de más del 33% para reserva de plazas, para gratuidad de las tasas en los niveles postobligatorios y poco más.

En resumen, que si se pueden sumar más trastornos o enfermedades que den lugar al reconocimiento del más del 33%, lo recomiendo absolutamente, pero que, si no, tenemos los mismos derechos educativos que los que tienen dicho porcentaje porque las normas no lo acotan, sino que refieren solamente “discapacidad”. Esto es así aunque la mayoría de miembros de la comunidad educativa sostengan, de forma errónea, lo contrario. Es una falsa interpretación de la normativa (o, mejor, una interpretación desfasada ya con la actual legislación) que tenemos que lograr que se vaya cambiando a base de formación e información.

Espero haber resuelto la pregunta; quedo a su entera disposición para cualquier tipo de aclaración. Si todos nos formamos haremos que mañana las personas con dislexia (y con otros trastornos) tengan el camino un poco más allanado. Reciba un saludo y mi mayor agradecimiento por su interés.

 

“Si denunciara falta de accesibilidad ¿a quién afecta, al profesor o al colegio?”

Respuesta:

En realidad afecta a todos. Lo que habría que hacer es una denuncia solidaria a los siguientes:

 

  • El profesor u orientador que no ha implementado los recursos de accesibilidad (habiéndoselos solicitado);
  • Al director del centro, como responsable de todo lo que ocurre en la institución;
  • Si es público, a la Consejería de Educación de la Comunidad autónoma;
  • Si es privado, a la titularidad del centro como responsable civil subsidiario.

 

En cualquier caso, antes de denunciar, hay que tener pruebas de todo lo que se ha hecho o no se ha hecho. Para ello, mi consejo es que todo lo que se solicite sea por escrito con registro de entrada, porque las palabras se las lleva el viento y, normalmente, los profesores u orientadores no van a querer ir como testigos nuestros si después tienen que seguir en el centro. Nosotros podremos probar lo que hemos pedido. Lo que no podemos probar es lo que no han hecho ellos (es imposible probar hechos negativos). En todo caso, es el centro el que deberá probar lo que sí ha hecho.

Para todo ello se necesita asesoramiento jurídico de un profesional expresamente dedicado a estas cuestiones, que no son un terreno sencillo. Hay que buscar a alguien especializado.

Espero haber resuelto la pregunta; quedo a su entera disposición para cualquier tipo de aclaración. Si todos nos formamos haremos que mañana las personas con dislexia (y con otros trastornos) tengan el camino un poco más allanado. Reciba un saludo y mi mayor agradecimiento por su interés.

 

 

“Es la comunidad autónoma la que decid si pueden o no haber adaptaciones en las PAAU para alumnos que tengan diagnóstico o informes de trastornos de aprendizaje? Tenemos entendido que en Cataluña esto depende del gobierno central ¿Cuál es la normativa que lo recoge?

Respuesta:

Estas pruebas las organiza el consejo interuniversitario de cada comunidad autónoma, lo que no supone que puedan saltarse la normativa nacional e internacional. Es decir, que hay unas normas generales que lo regulan y otras en la comunidad que lo desarrollan. Estas últimas deben someterse a las primeras.

 

La normativa internacional que lo regula en España es esencialmente:

  • Convención internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad (art. 24)

 

La normativa estatal sobre el particular es prioritariamente:

  • Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social (arts. 7, 18, 20)
  • Ley orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (arts. 1 y 38), modificada por la la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre de mejora de la calidad educativa (LOMCE)
  • Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades, (D.A. 24)

 

La normativa catalana sobre accesibilidad en las pruebas de acceso a la Universidad se encuentra en:

  • Ley catalana 13/2014, de 30 de mayo de accesibilidad (arts. 21 y 32)
  • Ley catalana 1/2003, de 19 de febrero, de Universidades de Cataluña (art. 4).

Espero haber resuelto la pregunta; quedo a su entera disposición para cualquier tipo de aclaración. Si todos nos formamos haremos que mañana las personas con dislexia (y con otros trastornos) tengan el camino un poco más allanado. Reciba un saludo y mi mayor agradecimiento por su interés.

 

“En su opinión, dada la situación aún de ‘indefensión’ de los alumnos con dislexia ¿recomendaría tener el ‘carnet de discapacidad?”

Respuesta:

Tal como están las cosas, realmente, es preferible tenerlo, si bien solamente por dislexia en ninguna comunidad autónoma dan más del 33% (que es lo que te da lugar a tener el “carnet”). Si el problema está combinado con otros, cada uno de ellos va sumando y se puede llegar a alcanzar ese porcentaje.

No obstante, tal como expliqué, no es necesario tener dicho “carnet” para que se nos tengan que garantizar los derechos de las personas con discapacidad. En la legislación educativa, en ningún lugar, se establece que haya que tener determinado porcentaje para tener cada uno de los derechos asociados a las personas con discapacidad. Solamente está expresamente referida la necesidad de más del 33% para reserva de plazas, para gratuidad de las tasas en los niveles postobligatorios y poco más.

En resumen, que si se pueden sumar más trastornos o enfermedades que den lugar al reconocimiento del más del 33%, lo recomiendo absolutamente, pero que, si no, tenemos los mismos derechos educativos que los que tienen dicho porcentaje porque las normas no lo acotan, sino que refieren solamente “discapacidad”. Esto es así aunque la mayoría de miembros de la comunidad educativa sostengan, de forma errónea, lo contrario. Es una falsa interpretación de la normativa (o, mejor, una interpretación desfasada ya con la actual legislación) que tenemos que lograr que se vaya cambiando a base de formación e información.

Espero haber resuelto la pregunta; quedo a su entera disposición para cualquier tipo de aclaración. Si todos nos formamos haremos que mañana las personas con dislexia (y con otros trastornos) tengan el camino un poco más allanado. Reciba un saludo y mi mayor agradecimiento por su interés.

Correo de la Sra. Satorras: satorras@ub.edu

Presentación Rosa Satorras

La Federación Española de Dislexia (FEDIS) solicita a la Ministra de Educación que el alumnado con dislexia tenga acceso a las Becas

Miembros de la FEDIS se han reunido en el día de hoy con la Ministra de Educación y Formación Profesional, para dar a conocer las demandas de las familias.

El presidente de la Federación Española de Dislexia y otras Dificultades Específicas de Aprendizaje, Jesús Gonzalo, ha solicitado a la Ministra de Educación y Formación Profesional del Gobierno de España, Isabel Celaa, que active de manera inmediata las becas para el alumnado con dislexia y otras dificultades específicas de aprendizaje (DEA), además de mejorar la legislación en esta materia, y proponer que se impartan asignaturas relacionadas con las dificultades de aprendizaje, en las Universidades de nuestro país.

Estás peticiones se han hecho avaladas por las más de 217.000 firmas que se recogieron a través de la plataforma de change.org/dislexia de familias y profesionales que solicitaban más atención para las personas con dislexia.

Por parte del Ministerio se ha trasladado a la Federación, que como viene siendo habitual, los interlocutores con el Gabinete de la Ministra y el resto de su equipo para todos los temas relacionados con las Dificultades Específicas de Aprendizaje, serán los miembros del equipo de esta Federación, ya que es la única entidad de ámbito estatal y con una relación de más de 15 años con todos los titulares de dicho Ministerio.